ENERGÍA SOLAR TÉRMICA

 

 

Si existe en el planeta una fuente energía, que sea inagotable, gratuita, segura, limpia y silenciosa, estamos hablando de la energía solar. El Sol es el protagonista que a diferencia de otras fuentes de energías (que las reservas se están agotando), nos da continuamente sin pedir nada a cambio y sin cuotas ni recibos periódicos la energía que el planeta necesita.

 

Que es la Energía Térmica.

Los sistemas de energía solar térmica están diseñados y fabricados con el propósito de reducir los gastos de calentamiento de agua por métodos convencionales. Donde quiera que exista radiación solar suficiente, un sistema de obtención de agua caliente con energía solar puede producir una reducción considerable en el consumo de energía, con el consiguiente ahorro en el costo de producir agua caliente en forma constante, segura y prácticamente sin mantenimiento.

El sistema que se utiliza para conseguir capturar los rayos solares y producir un  aporte de temperatura en el agua es por medio de colectores solares. El colector es una superficie, que expuesta a la radiación solar, permite absorber su calor y transmitirlo a un fluido.

Para el diseño y cálculo del sistema con energía solar térmica, tenemos que calcular el consumo que necesitamos, la carga total y determinar cómo se puede hacer más, con un menor consumo de energía convencional.

 

Agua caliente sanitaria  ACS

Es la aplicación más común de la energía solar térmica.

Estos sistemas normalmente incorporan un colector solar montado en la azotea conectado a un depósito de agua, un circuito de transportador del calor e instrumentos de control y seguridad.

El colector solar recibe la luz del sol y la convierte en calor para transmitirlo al líquido que circula por su interior. Para minimizar la pérdida de calor el colector está recubierto interiormente con material aislante y exteriormente con una cubierta de cristal o plástico especial en la superficie receptora.

Los sistemas solares térmicos actuales son de fácil instalación, funcionamiento seguro y larga duración con bajos requisitos de mantenimiento.

 

Instalaciones Térmicas

Para producir agua caliente en una vivienda unifamiliar se necesita una instalación aproximada de 4 m2 de captadores solares, produciendo las siguientes ventajas:

Una inversión media de 2.900 € que, con subvenciones actuales, podrá reducirse el costo de la instalación en 2.100 €.

Ahorrar hasta un 70% del uso del combustible convencional para calentar el agua.

La instalación tiene una vida útil de 25 años, y un coste de mantenimiento muy reducido.

El periodo de amortización se sitúa entre 6 y 12 años en función del tipo de combustible utilizado, y según las características propia de la instalación.

 

Piscina Climatizada

El calentamiento de una piscina al aire libre por energía solar es una aplicación más de la tecnología solar térmica. Solo necesita un mínimo mantenimiento.

Los colectores están fabricados con materiales especiales que hacen que sean muy resistentes a los productos químicos, cloro, intemperie, rayos ultravioletas y congelación.

 

Piscina Cubierta

  • Le ahorra tiempo y dinero en su mantenimiento.
  • Revaloriza su propiedad con la instalación de colectores solares en su piscina.
  • Fácilmente adaptable a cualquier instalación preexistente de calentamiento de agua.
  • El sistema se puede colocar en cualquier tejado o soporte metálico de la casa o finca.
  • El montaje de atractivo diseño, requiere menos espacio que otros similares.
  • Es muy fácil de usar. La central de control regulará automáticamente el flujo de agua de la piscina a los colectores y viceversa para alcanzar la temperatura deseada.

La climatización de piscina cubierta, se estima un ahorros entre el 40 – 70 % del combustible utilizado. Teniendo en consideración el volumen del agua en m3 de la  piscina, la calidad del aislamiento y temperatura ambiente.

 

Suelo Radiante

Es el sistema de calefacción más confortable y el que más se aproxima al la curva ideal de calefacción de manera homogénea en todos los puntos del recinto.

Este sistema consiste en una red de tubos instalados debajo de cualquier tipo de pavimento por la que circula agua a baja temperatura, que nos proporciona un calor confortable, uniforme, sin corrientes de aire y sin levantar polvo además de no ocupar espacio dentro de la parte habitable del hogar. La baja temperatura del agua que circula aumenta el rendimiento y el ahorro de energía y además permite el uso de Energía Solar Térmica.

Los compomentes utilizados con los que trabajamos son de alta calidad con poco gasto de energía en su fabricación y demostrada durabilidad al igual que el resto de elementos (colectores, bombas, purgadores, manómetros....) que componen la instalación.

Nuestras instalaciones están enfocadas tanto a viviendas unifamiliares como a recintos deportivos, invernaderos, naves industriales, aplicaciones agrícolas y ganaderas, etc…